Cómo fotografiar la personalidad y la marca de tu empresa

Como fotografiar la personalidad y la marca de tu empresa, para transmitir la identidad y personalidad de una empresa de manera eficaz.

¿Cómo capturar la personalidad y la marca de tu empresa?

La fotografía corporativa es un aspecto clave en la presentación de la imagen de una empresa o marca. Al elegir imágenes profesionales y atractivas, se puede transmitir la identidad y personalidad de una empresa de manera eficaz.

Pero, ¿cómo capturar la personalidad y la marca de tu empresa? Aquí te brindaremos algunos consejos prácticos con ejemplos para ayudarte a hacerlo.

  1. Conoce la personalidad y la marca de tu empresa: Antes de comenzar a planificar la sesión de fotografía, es esencial que comprendas la personalidad y la marca de tu empresa. Por ejemplo, si tu empresa se enfoca en un estilo de vida saludable y verde, es probable que desees capturar imágenes al aire libre o en un entorno natural.
  2. Trabaja con un fotógrafo experimentado: Un fotógrafo experimentado puede ayudarte a capturar la personalidad y la marca de tu empresa de manera efectiva. Si tu empresa se enfoca en un estilo de vida urbano y moderno, es posible que desees trabajar con un fotógrafo que tenga experiencia en este ámbito.
  3. Elegir el estilo adecuado de fotografía corporativa: Hay diferentes estilos de fotografía corporativa disponibles, como: fotografía de producto, de equipo, de eventos, de paisaje o lugar de trabajo y conceptual. Por ejemplo, si deseas potenciar el lado humano de tu empresa, la fotografía de equipo es una opción perfecta.
  4. Utiliza imágenes coherentes con la personalidad y la marca de tu empresa: Una vez que hayas elegido el estilo adecuado de fotografía corporativa, es importante utilizar imágenes coherentes y personales. Evita imágenes de stock que probablemente se habrán utilizado en medio mundo.
  5. Incorpora la identidad visual de tu empresa: Seguro que dispones de un branding bien trabajado. Los logotipos, tipografías y colores de tu empresa, deben estar presente en las fotografías corporativas. Por ejemplo, si tu empresa utiliza un logotipo rojo y negro, es altamente productivo incorporar estos colores en las imágenes que acompañan tu web y redes sociales.